Como medida de prevención, muchas empresas han decidido trabajar desde casa. Sabemos que las distracciones se encuentran a nuestro alrededor y concentrarse para dar lo mejor de nosotros en el trabajo que desempeñamos se torna complicado.

Con el fin de ayudarte para que tu trabajo se vuelva más productivo, te compartimos 6 tips para que dejes a un lado la procrastinación durante el home office.

Mantén un horario

Al estar en casa, es tentador dormir un poco más de tiempo, pero tu cuerpo y tu cerebro necesitan experimentar una rutina. Si estabas acostumbrado a trabajar de 8:00 am a 5:00 pm, levántate y prepárate para trabajar en ese mismo horario. Evita disponer del tiempo que has preestablecido para realizar otras actividades y verás como tu día se vuelve más productivo.

Vístete

Quedarse el día entero en pijamas, puede sonar muy tentador, pero el bañarse y vestirse durante el home office te prepara psicológicamente y te pone en sintonía para trabajar.

Trata de cumplir la rutina a la que estás acostumbrado a realizar como si fueras al trabajo con normalidad, no es necesario vestirse formal, pero evita utilizar la ropa que asocias con el descanso.

Destina un espacio de trabajo

Es necesario mantener los espacios separados entre el trabajo y la vida en casa. Una mesa de trabajo ordenada y una silla cómoda que te permita tener una buena postura serán importantes. Además, asegúrate de contar con buena iluminación y climatización del ambiente para tu comodidad.

Planifica tu día

La organización es parte fundamental del trabajo; lo ideal es que hagas un check list con todas las actividades por hacer, destaca cuáles son las tareas más importantes y dales prioridad. Al terminar ve tachando una a una, eso te dará un sentimiento de satisfacción y realización notando como las demás actividades irán fluyendo.

Evita las distracciones

En lugar de que las distracciones te controlen, trata de controlarlas tú a ellas programando los momentos en que hay que contestar correos y realizar llamadas. También es tentador revisar cada una de las notificaciones en nuestras redes sociales, sin embargo, esto resta productividad y concentración, así que ármate de fuerza de voluntad y evita revisarlos constantemente.

Toma un descanso

No hay nada malo con tomarse un pequeño descanso, de hecho, te ayudará a despejar la mente y retomar energías. Levántate de tu escritorio, estírate y prepara un café o un pequeño snack, con esto aumentarás tu productividad y estarás motivado para completar lo que estás trabajando.

Estos consejos te permitirán crear un entorno de mayor productividad y disciplina para tu trabajo. Al final del día, terminarás con un sentido de logro por las actividades realizadas.

Abrir chat
¿Necesitas Más Información?
Hola
¿Cómo te podemos ayudar?